Autopsia revela que el manifestante del Obelisco murió por una hemorragia pulmonar y no presentaba lesiones

Los resultados de la autopsia realizada al manifestante que perdió la vida durante los incidentes en el Obelisco han revelado que su fallecimiento fue causado por una hemorragia pulmonar. Según el informe forense, no se encontraron evidencias de lesiones traumáticas en el cuerpo de la víctima.

El hombre, identificado como Facundo Molares, de 47 años, murió luego de los disturbios ocurridos el jueves pasado. Los primeros hallazgos de la autopsia indicaron que la causa de su muerte fue \»congestión, edema, hemorragia pulmonar-cardiopatía dilatada\». Además, el informe señala que no se encontraron lesiones punzantes, cortantes o penetrantes en su cuerpo.

El informe también mencionó que las fracturas costales y los infiltrados hemáticos en el tórax podrían ser atribuidos a las maniobras de reanimación cardiopulmonar realizadas en el Hospital Ramos Mejía, donde fue llevado tras los incidentes.

Facundo Molares era un ex combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Había sido encarcelado en Bolivia y en la Unidad Penitenciaria Federal Nº 6 de Ezeiza. Durante más de media hora se le practicaron maniobras de reanimación en el hospital, pero finalmente se confirmó su fallecimiento.

La autopsia también tuvo en cuenta los antecedentes médicos de Molares, que incluían hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca y pericarditis constrictiva. Se registró una internación previa en el Hospital de Clínica en La Paz, Bolivia, y se indicó que el hombre había padecido sucesivos cuadros de insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia renal aguda, hipertensión pulmonar, hipertensión arterial, infección respiratoria por COVID-19 y una cardiopatía dilatada en tratamiento.