Se negaron a declarar los hermanos detenidos por el asesinato de Morena

Los hermanos acusados de asesinar a Morena Domínguez, la niña de 11 años que murió este miércoles cuando caminaba hacia la escuela en la localidad de Villa Diamante, se negaron a declarar ante una fiscal que, tras la indagatoria, solicitó la detención formal de ambos, informaron a Télam fuentes judiciales.

Se trata de Miguel Ángel Madariaga (28), alias \»Miguelito\», y a Darío Humberto Madariaga (25), alias \»Lolo\», quienes se negaron a declarar ante la fiscal Silvia Bussano, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Lanús, que les imputó el delito de \»homicidio en ocasión de robo en concurso real con encubrimiento\».

Los hermanos Madariaga hicieron uso de su derecho a negarse a declarar y la fiscal solicitó la detención formal de ambos, que ahora deberá ser resuelta por el juez de Garantías 4 de Lanús, Esteban Pablo Baccini.

\»Lolo\», el menor de los Madariaga, había sido detenido este miércoles por la tarde en el barrio Acuba, de Villa Diamante, en Lanús, y en la casa en la que se hallaba escondido fueron secuestrados los dos cascos que, se presume, fueron utilizados por los motochorros que atacaron a Morena, explicaron las fuentes judiciales.

\»Miguelito\» Madariaga, en tanto, fue apresado horas más tarde en la zona de Puente Alsina, en el barrio de Pompeya, hasta donde se dirigió presuntamente a vender el teléfono celular que le habían robado a la víctima.

Los pesquisas habían determinado que el mayor de los detenidos tenía antecedentes penales, había cumplido una pena en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz y actualmente tenía una orden de captura que había sido firmada el martes último por un tribunal porteño.

Voceros judiciales aseguraron a Télam que ambos detenidos permanecerán alojados en una comisaría de Lanús, a la espera que se confirme su detención y sean trasladados a un penal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La fiscal Bussano ya había asegurado que en la causa existían pruebas suficientes para sostener que los dos hermanos detenidos por el caso \»son los autores del hecho\».

Bussano remarcó que \»la fiscalía tiene las pruebas necesarias para acreditar prima facie que éstos son los autores del hecho\».