En Mar del Plata los alimentos subieron un 7% en un mes, así que a ser ingeniosos con la olla!

Como en todo el país, los precios de los alimentos siguen subiendo sin control en Mar del Plata. ¡Agárrate fuerte porque esto te va a dejar con la boca abierta!

Según el Instituto de Investigación Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), en julio los precios de los alimentos en comercios barriales de cercanía aumentaron más del 7%. ¡Sí, más del 7% en tan solo un mes! Y eso no es todo, en un año los precios han subido más del 120%. ¡Una auténtica locura!

El ISEPCi realizó un relevamiento en más de 130 comercios de barrios populares en Mar del Plata y Batán. Según sus datos, una familia de dos adultos y dos niños necesitó sumar $6,895 a su presupuesto mensual en julio para comprar los mismos alimentos que un mes antes. ¡Una verdadera pesadilla para el bolsillo!

La Canasta Básica de Alimentos (CBA) alcanzó un valor de $95,977 en julio, lo que representa un aumento del 7.74% en comparación con junio. Y si hablamos del acumulado del año, desde diciembre de 2022, la CBA ha subido un 69%. Pero eso no es todo, en los últimos doce meses, desde julio de 2022, ¡la suba ha sido del 121%!

Según Rodrigo Blanco, director del ISEPCi en Mar del Plata, los alimentos que más han subido son las papas (43%) y la acelga (33%) en el rubro de verduras; las peras (13%) y las manzanas (11%) en el rubro de frutas. ¡La verdulería se lleva el premio al liderar los incrementos con un asombroso 180% en un año!

Pero no solo las verduras están subiendo como la espuma, los productos de almacén también se suman a la fiesta. Han aumentado un 6.40% en julio y un 135% en los últimos doce meses. Por otro lado, las carnes continúan «retrasadas» con un aumento del 4% en julio y un 75% en el último año. ¡Al menos algo se salva!

Y si pensabas que ahí se acababa el maltrato a nuestros bolsillos, te equivocas. Los productos de higiene y limpieza también han subido sus precios. Los pañales aumentaron un 16%, el shampoo y acondicionador un 14%, y la lavandina y desinfectante de piso un 7%.

Rodrigo Blanco advierte que los aumentos de alimentos han sido el motor de la inflación en general y de la Canasta Básica Total (CBT), que incluye servicios y productos esenciales para la vida cotidiana. Pero también señala que los incrementos en tarifas de gas, electricidad, combustibles, comunicaciones y transporte están golpeando fuertemente a la CBT.

En resumen, una familia de cuatro integrantes necesitó, en julio, más de $214,000 para cubrir los gastos básicos. ¡Una auténtica locura! En comparación con julio de 2022, la misma familia necesitaba solo $97,192. ¡Han tenido que agregar más de $116,000 a sus ingresos en el último año para no caer por debajo de la línea de pobreza!